En lo que respecta a la seguridad del paciente, la identificación positiva del paciente es de vital importancia. No es posible dispensar asistencia sanitaria a los pacientes de forma segura y eficaz sin un sistema que permita una identificación precisa y oportuna. La identificación positiva influye en prácticamente todos los aspectos de la atención clínica: la experiencia del paciente, la eficiencia del proceso de asistencia, así como la satisfacción de las enfermeras, los médicos y el personal. Estos resultados se pueden ligar a un solo aspecto: la eficacia de su solución de identificación.